Desearia decirte

¿Quién quiere leer como termina mi vida?

Nadie querría.

Desapercibida

Escrito por deseariadecirte 09-03-2018 en Mi vida. Comentarios (0)

08/03/2018, Jueves, 21:12

Por un momento creí que mi mamá se había dado cuenta de que me queda poco tiempo. Puse un estado en FB que decía mucho, muchísimo de como me sentía por lo que me había dicho a la madrugada. Que nunca iba a conseguir nada en mi vida y que no quiero hacer nada tampoco. Al otro día me llego un mensaje que comenzaba con "Estoy muy orgullosa de vos". Era una cadena por el día de la mujer. No se dio cuenta. No lo toma en serio, no me cree capaz. Nadie me cree capaz.

Intenté hablar con dos amigos para juntarnos e ir tomar, porque ya no puedo vivir sin tomar al menos una vez a la semana. El alcohol me da vida, al mismo tiempo que me la quita.

Nadie se da cuenta. Lo dije tantas veces con tanto pesar que nadie se da cuenta de que ya no puedo aguantar mas, estoy haciendo todo lo posible, diferentes formas de hacer las cosas y ver la vida, pero no puedo. Paso completamente desapercibida frente a todos. No tengo ánimos para ver una película, para jugar, no tengo ánimos para nada. No puedo ni siquiera navegar por internet sin buscar maneras para matarme. Siempre quise morirme desangrada con mis propios cortes, por todo el cuerpo. Pero no es una muerte realista, no solo porque no tengo dónde hacerlo si no porque morir desangrado toma muchísimo tiempo. Mi segunda opción fue gatillarme la cien o la mandíbula, pero tampoco tengo un arma. Pensé en robarle a un policía, pero, que culpa tiene el policía. No tengo plata para comprar un arma, ni siquiera tengo plata para comprar una soga por metro, están carismas. Que hijos de puta.Pensé en colgar una sabana, pero tengo miedo de que no aguante el peso de mi cuerpo y tampoco se de dónde colgarla exactamente. Si me cuelgo de un árbol tiene que ser en una plaza, y no quiero que los nenitos/as pasen y vean mi cuerpo colgando a las tres de la tarde, ni a las nueve de la mañana, ni nunca. Pensé en el monóxilo de carbono, pero en mi casa siempre hay alguien y no me quiero llevar vidas, ni complicarle la salud a nadie. La opción mas factible sería saltar de un edificio alto, pero no sé como subir, no conozco ningún edificio alto, y no quiero quedar parapléjica. No puedo fallar. Morir ahogado debe ser asquerosamente sofocante, y desesperante, ni siquiera me lo planteo. Lo mismo con morir incinerada a lo bonzo, no podría. La mariconada de tomar pastillas es difícil porque las puedo vomitar, y tampoco tengo tantas pastillas como para una sobredosis. Estuve juntando un poco de plata y pensé que quizás con una sobredosis de alcohol y clonazepam podría funcionar. Pero tengo miedo de fallar, despertarme, ver la cara de mi mamá y el resto de mis familiares incordiandome.

Esto de no conseguir trabajo es un punto en contra, conseguir algo podría alargarme mucho la vida. Comprar una guitarra, un bajo, una batería, mangas, videojuegos, salir con amigos, comprar cartuchos, comprar un arma cuando se me antoje en el medio de una villa, y fin.

09/03/2018, Viernes, 3:22

Tengo que cortar la carótida.


No sé por donde empezar

Escrito por deseariadecirte 08-03-2018 en Mi vida. Comentarios (0)
8/03/2018, Jueves, 3:24


Usualmente uno sabría como organizarse al escribir, pero tengo tantos problemas que no se por donde empezar. Hoy di comienzo a esta escritura porque me di cuenta de que a pesar de tener familia, miembros vivos, y contacto con ellos, no tengo familia. Me crié sola, con el internet, los videojuegos, mis amigos y con "figuras" que estuvieron alejadas de mi, que nunca me conocieron (artistas, en general). La poca crianza que tuve fue de mi mamá, la cual me inculcó algunas cosas, pero no fueron tantas.
Mi mamá, tiene dos hijos con otro hombre (†), que no considero hermanos, a pesar de haber vivido casi toda mi vida con ambos. Mi papá no estuvo muy presente, y tiene muchos hijos, no los considero hermanos. Mi tía tiene dos hijas, una tiene novio, y la otra tiene una familia formada, como mi hermana. No son relevantes en mi vida. Como casi toda mi familia. El único ser con el que tengo algo es mi mamá, y ese pequeño lazo significa que no puedo suicidarme porque ella esta viva y no quiero que sufra. Pero cada vez me importa menos eso. Mis abuelos (†) no estuvieron conmigo mucho tiempo, por lo tanto tampoco son relevantes. Solo...los extraño, a veces.
Toda mi vida creí que mis amigos eran mi familia, en parte lo son, así lo siento. La familia es lo que uno elige, no hay porque limitarse a lo que tocó para esta vida. Sin embargo, los amigos van y vienen, con mucha intensidad. Y esto me da miedo. No miedo a la soledad. No miedo a perderlos (ya perdí muchos, y se que pueden volver). Me da miedo, haberme aferrado a esa idea. Porque, ni mi familia, ni mi segunda familia (los amigos), ni ningún tipo de pastilla, ponen un freno a mis ganas inaguantables de morirme.
Y ese es el comienzo de este blog, mi muerte. La incógnita de cuanto mas voy a durar. Tiene varios propósitos escribir esto.
1. Me ayuda a expresarme, sin necesidad de tener que molestar a nadie con mi mierda.
2. Puede que alguien lo encuentre, y también se sienta apoyado o hagamos catarsis.
3. Quizás quede en la historia y Dross pueda hacer un vídeo de una chica que se fue deteriorando.
4. Quizás sobrevivan mis ganas de vivir y el blog pase a ser algo más alegre y esperanzador, aunque es muy difícil.
Este blog no va a ser promocionado, si alguien lo encuentra, lo encontrará. Pero si llega mi fecha límite, voy a compartir el enlace de mi blog en mis redes sociales. Al final van a conocerlo, y van a saber la respuesta a la pregunta: ¿Por qué?



Why?.jpg